lunes, 4 de abril de 2016

CABRALES 3 VERTICALES: lo que no te "mata" te hace más fuerte.

http://cabrales3verticales.es/


Pero ¿qué es esta locura? Pero,  ¿quién es capaz de hacer esto? Esto es inhumano. Esto es escalada… Esto es imposible de hacer...

Estos fueron mis pensamientos nada más ver el cartel de la carrera. Por dentro algo me removía, algo me decía que debía intentarlo. Tenía que comprobar que realmente esto estaba al alcance de las personas, lo veía imposible. Así que no lo dudé mucho y en cuanto abrieron inscripciones decidí apuntarme. A los 3, total para decir que no a alguno ya tendría tiempo.

La fecha se acercaba y mis entrenos son muy escasos… Un poco de todo, un poco de nada. Reconozco que estoy bastante cagada. Pero tengo que conseguirlo. Es un reto de los que me gustan a mí.

Reconozco que la zona donde iba a celebrarse las pruebas, es especial para mí. Hasta hace aproximadamente tres años, lo más montañero que yo conocía era la ruta del Cares que hice con unas botas cutres de montaña que me compre por 12eurillos. Y ahora… mi casa está llena de arneses, cascos, piolets, multitud de cacharrería, tablas de esquí de todas las modalidades… Las vueltas que da la vida, las vueltas que da el amor!!

Nadie puede negar que Picos de Europa tiene magia.



¿EN QUE CONSISTE LA PRUEBA?

Se trata de tres kilómetros verticales en un mismo fin de semana.

- KV Calluenga con 2.470 m. de distancia para 984 m. de desnivel

- KV Subisomas con 3 Km de distancia para superar 1.042 m. de desnivel

- KV Aventón de las Palancas que tiene una distancia de 1.890 m. con 1.004 m. de desnivel.

Calluenga se celebraría el sábado por la mañana y Subisomas por la tarde, ambos en modalidad contrarreloj con salida en Arenas de Cabrales. El domingo tendría su momento el Kilómetro Vertical Aventón de las Palancas con salida en línea desde el aparcamiento de Obar, en dirección Poncebos.



DESCRIPCIÓN DE LAS PRUEBAS

1º CALLUENGA= 984+ en 2470m: Con dos partes bien diferenciadas: una primera parte por bosque y monte bajo más suave hasta el primer kilómetro; y una segunda parte de roca muy vertical con varios escalones de 50 cm y pendientes de más del 50%. En el final de la prueba el imponente macizo central de Picos de Europa con el Naranjo de Bulnes justo en frente.

2º SUBISOMAS = 1.033+ en 3000m: Algo más suave que el de Calluenga aunque con pendientes de más del 50% a mitad de la canal.

3º AVENTÓN= 1004+ en 1900m: Monte bajo con pradería alpina. Carece de piedra, por lo que recomiendan taco grande y bastones.  





 CRONICA DE MIS 3 VERTICALES


CALLUENGA:

Despierto y miro por la ventana. Las vistas son fabulosas. En unas horas estaré en ese pico que diviso por la ventana de mi habitación. Tengo claro mi objetivo, sé que he venido a disfrutar, a vivir una experiencia única. Intento apartar de mi mente todos esos pensamientos negativos y me repito varias veces mi objetivo: debes lograr las tres pruebas.

Bajo a desayunar mi energético bizcocho de overstime que no puede faltar antes de cualquier competición, tengo dudas sobre que ropa ponerme… No dejo que nada me influya. Ponte guapa, hoy es un día especial, ve de estreno. Es el primer paso de tu gran reto.

No estoy nerviosa, tengo muchas ganas de correr. Recogemos los dorsales y estoy emocionadísima. Quiero correr yaaaa, quiero subir allá arriba.

Salida en tandas de 4. Lamentablemente no coincido con Lola. Suerte y a por ello. Enchufo música y a correr. Hasta el arco de salida corremos por el pueblo y no cuenta el tiempo. Me aprieta la zapatilla o quizás es un dolor de mi propio pie… Allá vamos!! Suerte chicas y allí cada una a lo suyo. Mi salida comienza con un “Love yourself” (Justin Bieber). En el km1 ya veo a LolaCorre que me va a pillar, había salido un minuto detrás de mí y ya me pisaba los talones. De repente empiezo a escuchar voces: Rubia, rubia!! Y yo pensando, quien vendrá por detrás? Que pasará? La de la falda!!! Y ya reacciono. Soy yo… me he salido del recorrido. Solo hay una persona que podría perderse en una via ferrata según Rubén, jaja!! Y esa es Ana. Ahora también puedo decir que puedo perderme en un KV, que desastre!! Lola me pasa y me regaña: Focus Ana Focus!! Concentrada retomo la carrera mientras me acompaña Just can´t stop (Ne-yo). No pasa nada, no me ha supuesto mucho más que unos arañazos con las aliagas y un pequeño apretón hasta coger de nuevo el camino correcto.

De repente el recorrido cambia por completo. Se acaba la vegetación para dar paso a una zona rocosa donde las manos pasan a ser tan importantes o más que las piernas. Fuera guantes, quiero sentir el tacto de esa roca caliza típica de Picos, esa roca que cuando la escalas desgasta las yemas. De repente Rubén se cuela en mis pensamientos. Cuantas trepadas juntos, cuanto me ha enseñado… that’s how much I love you, that’s how much I need you… suena en mi mp3. Que cierto!! A esta canción le sigue música menos melosa, un poco de “chunda chunda” para darle vidilla a la ascensión. Ya va quedando menos… y suena Unbelievable (Craig David) pues es que realmente está siendo increíble!! Cuerda fija para esos últimos metros. Esa cuerda que me resulta familiar y que me saca una sonrisa. Que fina me parece hoy, cuanto se me resbalan las manos. Un último apretón y lo tengo. Entro en meta con una super canción Galway girl de Steve Early. Me encanta la música celta, por un momento recuerdo mi etapa en Dublin. Me siento una Asturian girl que acaba de conseguir su primer kilómetro vertical de la prueba. Miro hacia delante y no me lo creo, el naranjo de Bulnes, ese que espero muy pronto escalar y poder llamarlo “El Picu”.

Sensaciones espectaculares, únicas… tengo un nudo en la garganta, no voy a reprimir las lágrimas, emocionarse es de humanos. Nadie ni nada me lo impide. Pura Vida.





SUBISOMAS:

Después de una ducha, un buen plato de arroz y una hora de estirar patucas en la cama… Llega la hora de prepararse para la segunda prueba. La pereza no es algo que quepa ahora en nuestro cuerpo. Energía, energía a tope para afrontar el 2ºKV. Para esta prueba lo tengo claro, bastones! Allá vamos… con la hora un poco pegada, me presento en el arco de meta y me doy cuenta de que me he olvidado el dorsal. Maaaadre mia que estrés corriendo a casa a por él. Me ha servido de un calentamiento exprés. La salida es en el mismo punto que esta mañana. Esta vez salgo con hombres. Los deseo suerte y a correr. Parece que cuesta un poco ponerse en marcha. Siento que hay gente en la misma situación que yo. Se nota el esfuerzo de esta mañana, pero no pasa nada. El objetivo está claro. Visualizo la meta en mi mente. De repente uno de los compis de salida está sentado en una piedra, creo que se encuentra mal, le animo a descansar un rato pero no abandonar. En nada ya veo a Lola detrás de mí y pienso en qué tal le estará yendo su primera experiencia con bastones. Echo la vista atrás un par de veces y la veo cómoda. En nada me va a adelantar, y efectivamente le doy paso. Voy pegada a ella cuando de repente se le sale una parte del bastón. Se la recojo y le grito, pero Lola va en su mundo musical. La veo “cojear” y ella no es consciente, dan ganas de reír pero en el fondo estoy disgustada y enfadada. Una primera experiencia no puede ser asi jooo, no es justo. Por fin reacciona y le entrego su cachito de bastón y le animo a que lo coloque y continúe. Durante unos minutos voy pensando en lo enfadada que debe de ir, pero su cara no lo parece por lo que me relajo y sigo a lo mío. LolaCorreCoja pero corre. Es una fenómena esta chica. No hay obstáculos para ella, me ha dado una lección muy muy buena. Vuelvo a centrarme en mí y en mi carrera. Me noto muy cansada, se me está haciendo un poco pesado, aún así estoy disfrutando. Una vez llegamos al avituallamiento ya me cambia la cara. Solo queda una pequeña subida con nieve, muy chula. La gente sube agonizando, me agobia verlos así, ¿merece la pena tanto sufrimiento? Pues sinceramente, para los que no vivimos de esto… pienso que no. Mi respiración es elevada pero no llega a esos límites. ¿Debería esforzarme más? ¿Debería sufrir? Mi respuesta está clara: yo me esfuerzo sin llegar a ese sufrimiento. Me quedan fuerzas para un último apretón hacia la meta. Bieeeeen!! Segunda prueba superada. Estoy contenta. Di lo mejor de mí, di lo que pude. Las vistas, aunque no son tan espectaculares como esta mañana, son maravillosas. Somos unos privilegiados!





 KV AVENTÓN:

He dormido con un bebecín. Siento que tengo energías, me apetece correr esta prueba tan temida. Pero no puedo evitar sentirme nerviosa. El día amanece cubierto y lluvioso, me temo que hoy nos vamos a empapar. “Ningún mar en calma hizo experto a un marinero”. Esto es la montaña, esto es la vida. “Aunque el sol no se vea, el brillo está en ti”. Últimas palabras de motivación de Rubén: Hoy es tu día, demuestra que eres mi montañera. Soy consciente de que no soy una trailrunner, pero amo la montaña. Cuantas aproximaciones a barrancos y cuevas con la saca a reventar donde más de una vez he volcado cual cucuracha patas arriba jaja!!

Salgo en la tanda 2. Qué locura todos en pelotón. No quiero caerme. Cómo resbala el suelo, que empinado está todo y cuando me alegro de los bastones que me ha prestado mi gran amigo Alvarito (desde aquí un tremendo abrazo de agradecimiento a este crack). Voy cogiendo mi posición, voy disfrutando de cada “bastoneada”. De repente el compi de delante me atiza con el bastón en el cuello… Buff! Menos mal. Pego un grito y ahí se queda todo. A veces es difícil atinar a clavar bien el bastón y se escapa. Solo espero que a mí no me pase, no quiero fastidiar a nadie. Me encanta este terreno. Me parece increíble estar subiendo por allí. Miro un par de veces hacia atrás y tenemos bajo nosotros un mar de nubes espectacular. Reconozco que no echo mucho la vista atrás, solo se puede ir concentrado en el suelo, cuerpo agachado al máximo. Intento tener localizada a la chica que va por delante de mí, Laura, que está muy fuerte este año, hoy no quiero descolgarme mucho de ella así que me sirve muy bien de referencia. Estoy pasándomelo fenomenal. Sufriendo un poco, no voy a negarlo, pero es un sufrimiento agradable. Hoy los brazos están jugando un papel muy importante. Me atrevería a decir que estoy haciendo más fuerza con ellos que con las piernas. La subida total podría ser dividida en tres grandes subidas. Pasando por un par de zonas rocosas donde es mejor no usar los bastones. Voy mirando el reloj de vez en cuando. Está en la pantalla de desnivel, me voy guiando por los metros ascendidos. Va quedando menos pero aún queda. Me preocupa bastante si después de esa subida que yo considero como la última, habrá algún regalo-sorpresa. Los corredores que bajan me dicen que no. Sigo a lo mío, tiki taka tiki taka jajaja!! Veo a Gobitu en lo alto y reconozco que siento alivio de reconocer una cara. Último empujón y lo tengo. Cuando veo la meta no puedo evitar dar un grito de alegría y emocionarme. Lo tengo, lo tengo!! Lo he conseguido!! 3KV en un solo fin de semana y siento que hoy lo he hecho mucho mejor que en los otros dos.




No puedo expresar lo que se siente. ¡Esto hay que vivirlo!



La parte un poco más negativa de la prueba, pero que evidentemente es inevitable, han sido las bajadas. No me gusta bajar y mucho menos estas tres bajadas que nos hemos pegado, expuestas y resbaladizas. Agradecer a un anónimo que estaba entrenando por la zona y que muy amablemente me prestó sus bastones para la primera bajada donde yo no los llevaba. En las otras dos ya usé los “míos”. Estas bajadas también han servido para charlar con corredores, para comentar la jugada, para disfrutar del paisaje, para reírme de mi misma por decir en voz alta lo asqueada que estaba de bajar…

Respecto a la organización, siempre hay aspectos que pulir y mejorar para posteriores ediciones. Muchos corredores contaban con recoger premio por categoría y cual fue su sorpresa que aunque así estaba anunciado, no hubo trofeo para ellos. Tan sólo un pequeño reconocimiento les hubiera hecho ilusión.


Y para aquellos que no vivís de sensaciones y emociones y os preocupan los números y clasificaciones ahí dejo mis tiempos y el link de las clasificaciones:
http://cabrales3verticales.es/#resultados

CALLUENGA: 1.04.08      SUBISOMAS: 1.13.20      AVENTON: 1.05.44        TOTAL: 3.23.12

PUESTO DE LA GENERAL: 128/145

PUESTO CATEGORIA SENIOR FEMENINA: 10/11



Y termino este post con dos reflexiones:

“Mantén el equilibrio, nada ni nadie puede hacerte caer. Lucha por tus sueños y tus sueños se harán realidad”
Foto de Gobitu




“Nunca sabes de los que eres capaz hasta que no te atreves a intentarlo. Los im-POSIBLES están al alcance, solo tienes que creer en ti y ya habrás llegado a mitad del camino”


Foto de Gobitu



Gracias a tod@s aquell@s que habeis compartido esta experiencia conmigo, ya sea de cuerpo presente o desde la lejanía más cercana que uno puede sentir.


Hasta la próxima aventura.

Ana

miércoles, 2 de marzo de 2016

COMPLEMENTOS PARA TRAIL RUNNING


No soy una experta en esto del trail running, ni mucho menos, pero si soy muy observadora y aprendo de todo aquello que la gente de mi alrededor me va enseñando de este mundillo.

En este post quiero hablar de ese material complementario que usamos cuando vamos a pegarnos una carrerita a la montaña. No hablo de zapatillas, ni cortavientos, ni ropa térmica… Hablo de esos complementos que en algunos caso llamamos “de postureo” pero que cada vez es más importante dedicarlos un poquito atención.


Comienzo por los CALCETINES. Usa calcetines adecuados al terreno donde te vas a desenvolver.  Eso quiere decir, que abandones tus calcetines tobilleros y optes por unos de una caña un poco más alta. No solo te protegerá si no también evitará rozaduras en tus tan preciados pies. Tengo muchos calcetines COMPRESSPORT y estoy contenta con ellos, sin embargo acabo de descubrir los ARCH MAX TRAIL. Estos calcetines de trail running logran estabilizar el tobillo y prevenir posibles lesiones relacionadas con el pie, tales como la fascitis plantar, la periotitis tibial (y esguinces). Además estos calcetines son antibacterias gracias a sus tejidos DryTex Antibacterias con hilos de plata que evita hongos y bacterias molestas en los pies.¡¡A mí me encantan su tejido tan suave!!


Continúo por los pies. POLAINAS para evitar que entren ramitas o piedras. ¿A quién no se le ha metido alguna vez una china y ha maldecido hasta que ha tenido que pararse a quitarse la zapatilla para darse cuenta de que la diminuta china era verdaderamente una jodienda? Pues esto puedes evitarlo. Yo uso las POLAINAS SLAB DE SALOMON, que no varían apenas de precio con las de Decathlon.




Hablando de pies… mi última adquisición. CRAMPONES de TRAIL. Como amante de la nieve, tengo mis crampones de bota rígida en la estantería, y sé en que terreno debo usarlo. No confundamos trailrunning con alpinismo. Sin embargo, me ha parecido muy interesante tener este recurso por si te apetece salir a correr en un día invernal donde puedes encontrarte zonas con terreno congelado. No cuesta nada llevarlo en la mochila, y echar mano de ellos en caso de necesitarlos. Si en esta temporada puedo ponerlos a prueba, quizás al año que viene vaya a probar eso del SnowCross, que suena muy divertido.




Ahora paso a hablar de complementos para llevar nuestra hidratación y alimentación en las “tiradas largas”. Comencé corriendo con un PORTABIDÓN. Se trata de un cinturón que se adapta bien a la cintura y nos permite portear un bidón de 600ml y algo de comida gracias a un pequeño bolsillo con cremallera. Después decidí comprarme una MOCHILA DE TRAIL, y la recomendación fue “Píllate una Salomon”. Ahora puedo decir que no me arrepiento de la inversión (es un poco carita, jaja) Es cómoda y ligera. Cuenta con hidratación delantera, mucho más cómodo pegar un trago a cualquiera de los dos botellines blandos delanteros de 500ml que puedes llevar. Se adapta perfectamente al cuerpo como si de un chaleco se tratara, no presiona ni roza y permite muy bien la transpirabilidad. La mochila incorpora un silbato para la seguridad (imprescindible para alertar en caso de emergencia). Incluye un bolsillo para la manta térmica que nunca nunca debemos olvidar. Cuenta con numerosos bolsillos con cremallera para guardar nuestras cositas (botiquín, algo de abrigo…). Incorpora el sistema de porteo de bastones (yo aún no utilizo este complemento) Su peso es muy ligero y tiene una capacidad de 5litros. Aparentemente puede parecer que 5litros es diminuta y que no nos va a entrar nada. El verano pasado pude confirmar que entra de todo. “Equipaje” para 3 dias de trekking-running en Carros de Foc con mi amiga Silvia y nuestra mini mochila con todo todo todo lo necesario.




GAFAS. Las gafas no solo nos sirven para protegernos de los rayos de sol. En la montaña es obligatorio usarlas siempre para protegernos del viento, del reflejo de la nieve, de las ramas cuando vamos por zonas un poco más “asilvestradas”. Nuestros ojos necesitan sus cuidados, así que no te olvides de llevar  gafas, y si ves que en algún momento no te resultan necesarias, colócatelas en la cabeza y las tendrás a mano para cualquier situación. Mi última adquisión han sido las CEBÉ. Ligeras, cómodas y no se empañan, cosa que personalmente me sienta fatal. Ah! Y son policromadas, es decir, que se adaptan a la luz exterior, lo cual me parece muy interesante.




En época invernal no olvides GUANTES. Será porque yo soy una friolera de narices. Que siempre sale con unos puestos y otros de repuesto. Llevo guantes simplones, así que quizás debía aplicarme el consejo del inicio de este post, y preocuparme en comprar unos más técnicos. Uso del Decathlon, que además de cumplir su función térmica, hacen de pañuelo de mocos en muchas ocasiones, jejeje!!

Y por último, ¿dónde encontrar todos estos "cachivaches" para corretear?


No se me ocurre nada más que añadir, pero sé que aún tengo mucho que aprender del maravilloso mundo del trailrunning.


Hasta pronto,
Ana


miércoles, 19 de agosto de 2015

CARROS DE FOC EN TRES ETAPAS

Diseño de la actividad: La idea era hacer esta travesia circular en tan solo 3 etapas, cuando lo normal es hacerlo tranquilamente en unas 6 o bueno…  algunos "locos" en tan sólo 24horas. Diseñamos las etapas basándonos en el desnivel, los kilómetros y los refugios disponibles, ya que fue todo muy rápido y en agosto está todo abarrotado. En un principio la idea era hacer las etapas corriendo por lo que primaba la ligereza de equipaje. La realidad ha sido que el terreno no nos ha permitido correr, pequeños tramos trotando.





Material necesario: Mochila Salomon 12litros (Jamás imaginé que en esa mini mochila pudiéramos meter tantísimas cosas)
* Goretex, chubasquero, malla y camiseta térmica, pantalón corto, camiseta tirantes, camiseta manga corta, dos pares de calcetines, mini toalla, bikini, manguitos, perneras, gorra, buff, sabana saco, gafas de sol.
* Cepillo dientes, champú, gel, vaselina, crema solar, toallitas.
* 9barritas, 3geles, sales minerales, recuperador, pastillas potabilizadoras, ibuprofeno.




Equipaje ligero
Alojamientos: Albergue les Daines, Espot. Lugar muy acogedor en plena estación de esquí. 26€ AD. Allí nos alojaremos el día de llegada y el día que terminemos. Por lo que solo haremos dos noches en refugios: Restanca y Estany Llong (40€ MP aproximadamente)



ETAPA 1: MALLAFRÉ- RESTANCA (22 km, 1565+ 1505-) Día soleado y caluroso
Para subir hasta el refugio decidimos la opción Taxi (5.10€) desde el pueblo de Espot, que nos deja en el Lago de San Maurici. Este servicio comienza a las 9 de la mañana. Desde el lago, tan solo 20min hasta el refugio de Mallafré donde recogemos forfaits y mapas. Nuestra aventura comienza a las 10h.



¡Comenzamos con ganas e ilusión!



Estany San Maurici
* Mallafré-Amitges (450+ 20-): comienza el día con la cascada de Ratera, muy bonita. Port de la Ratera es la gran subida de esta mini-etapa. Optamos por no subir por la pista y desviarnos a la izquierda, parece que el paisaje va a ser más bonito y solo marca media hora más. Llegamos a Amitges en tan sólo 1h, hemos trotado algunos tramos y vamos con ganas. Sellamos y continuamos.


*Amitges-Saboredo (300+370-):  en una hora y media llegamos, parece que le hemos rebajado bastante tiempo a esta etapa. No pasarse el desvio GR 211.4, de lo contrario estaremos dirigiéndonos al siguiente refugio. Parada a comer barrita y llamada telefónica, refugio con cobertura.

* Saboredo-Colomers (275+455-): nos atrevemos a continuar ligeras, trotando algunos tramos, siempre muy atentas en las bajadas. Pasamos por una zona un poco fea con arboles caidos que no nos gusta mucho, pero de repente una mina nos hace abrir la mochila para coger el frontal y bichear. Este refugio esta muy masificado ya que tiene un acceso fácil desde la carretera, por lo que domingueros a tope. Dos horas y media nos llevó este tramo. Paramos otro ratito para comer un par de barritas y beber, aquarius y cocacola que te reponen.
Agujero que investigamos con nuestros frontales, jaja!!



*Colomers-Restanca (540+660-): relamiéndonos de lo poco que nos queda y zas… perdidas un par de horas. Una flecha muy confusa nos desvió hacia la ruta de los lagos, y tardamos en ponernos de acuerdo entre nosotras y rectificar. Retroceder al punto conflictivo y valorar, el tiempo se nos estaba echando encima. 17.30 de la tarde y la cena es a las 19, no llegamos. Hay que decidir si continuar o pedir alojamiento en Colomers. Tras un momento de tensión decidimos tirar. Nos cruzamos con gente que nos dice que llevan 6horas caminando desde allí. Preferimos no hacer mucho caso. Una vez ubicadas en la subida del Port de Caldes, algo nerviosas, aparecen marmotas que nos sacan una sonrisa  y nos quitan tensión. Subida intensa pero de las que nos gustan. Bajada con precaución. Cogemos agua en el estany y continuamos. Otra subidita corta pero intensa. 18.45 y llegamos a una señal que indica que estamos a 1h de Ventosa y a 2.30h de Restanca. Nos ponemos algo nerviosas, no llegamos a cenar y no queremos que se nos haga de noche. Encendemos en móvil en ese punto y milagrosamente hay cobertura y 3G. Avisamos a Restanca para decir que nos dejen un platito de cena que vamos a llegar. Tan solo 5min caminando y otra señal nos indica 1h45’, nos ponemos mas contentas. Animadas nos proponemos llegar antes de las 20. Tramo largo. Desde que ves el estany y piensas que estás allí hay una gran bajada al lado de una cascada que te lleva al refugio. 19.50h  hemos llegado, hemos sobrevivido al primer día, muertas de hambre, hoy se nos ha ido un poco y solo nos hemos alimentado con un par de barritas.


Estas aventuras no se olvidan, aunque Silvi diga que no piensa recordarlo, sabe que sí, que de todo se aprende. Que hay que leer mapas, saber rectificar y mantener la calma.
Habitación invernalia, para nosotras “la suite” con vistas al estany y a la cascada maravillosa.
Los macarrones con los que llevaba soñando ese último tramo en el que estaba verdaderamente habrienta, aparecen en la mesa. Duchita caliente por 1.50€, llamada de 1min por 1€, no hay cobertura.



ETAPA2: RESTANCA-ESTANY LLONG (15km, 1175+ 1200-) Día soleado
Despertador a las 7 de la mañana, desayuno y a las 8 en marcha.


* Restanca-Ventosa (485+ 275-): Toca retroceder y subir todo ese tramo que ayer nos había costado tantísimo. En 1h estamos en nuestra “zona wifi” y conectamos con novios y madres para tranquilizar. Desde ahí bajamos 45min a Ventosa donde nos apretamos un bocadillo de jamón, hoy no vamos a hacer locuras. Nos sabe a gloria.
*Ventosa-Llong (690+925-): toca enfrentarse al famoso Col de Contraix, punto más exigente de toda la ruta, donde se pide precaución al máximo. Caos de bloque, pedreras con piedra suelta, verticalidad… Este tramo no deja indiferente a nadie. Desde abajo te parece increíble pensar que vas a llegar hasta allí. Una marmota nos saluda por el camino, menos mal que era difícil verlas jaja. Tras 2h y media intensas, coronamos. Estamos a 2700m de altura, que pasada. Las vistas son espectaculares, pero insisto, precaución, un resbalón o tirar piedras hacia abajo puede ser muy peligroso.  Nos abrigamos, nos hacemos unas fotitos y para abajo. Hasta el refugio podemos distinguir tres bajadas. La primera muy técnica, con piedra suelta, en la que no puedes bajar la guardia. Un descanso a beber agua en el Estany Contraix. La segunda bajada comienza al final del lago en dirección al pluviómetro, dejando un barranco con bonitas cascadas verticales a nuestra derecha. Bajada en la que también debemos ir con los cinco sentidos. Y la última bajada, en la que ya te vas relamiendo porque se ve el refugio, que rodea bastante para evitar el paso por el bosque.
Ruta bastante alpina, muy muy disfrutada. Llegamos al refugio a las 16.30h, hoy si que podemos relajarnos un poquito antes de la cena. No hay cobertura, pero por 1€ tenemos wifi. Ducha calentita a 2.50€.





En lo alto del Col de Contraix
No se aprecia el paisaje tan espectacular que había a ambos lados.



ETAPA3: LLONG-MALLAFRÉ (30km, 1660+ 1695-) Tormentas y lluvia
Noche de lluvia y truenos. Despertador a las 6 de la mañana, parece que no llueve. Somos las primeras en salir del albergue, ni esperamos al desayuno, pedimos que nos lo preparen. A las 7 ya ha amanecido y marchamos. Con miedo, sabemos que el día pinta muy feo, no vamos a librar, la tormenta está asegurada.



* Llong-Colomina (780+ 370-): comenzamos el día por un bosque muy bonito, un sonido de animal tipo jabalí nos da un poco la risa. También despertamos a un par de gamos, que preciosidad. Vemos unos lagos con una barca y un cable que nadie nos ha aclarado su función. De repente un trueno nos va avisando de que la tormenta esta muy cerquita. Silvia me calma, buah! Anita, es un avión. Con el segundo trueno ya no me puede engañar. La tormenta está aquí, pero creemos que nos va a dar tiempo a subir el Port de Dellui (2600m). En cuestión de 2min, todas las nubes que veíamos abajo están encima de nosotras, un estruendo y zas… lluvia tirada en cubos de agua. Hay que refugiarse.  Tiramos las mochilas y nos metemos en un mini agujero en el que  ni si quiera sabemos si vamos a caber, pero no hay más opción que ese. Cogemos el goretex, agua, el móvil y el saco para taparnos. Graniza con fuerza, truenos, relámpagos… ¿Silvia, tu tienes miedo? Yo no Anita. Aquí estamos a salvo, y me entra la risa solo de mirarnos en ese agujero como dos marmotas, retorcidas, mojadas, con las manos blancas del frío, tiritando… ¿Cuánto tardará la tormenta? Pues no lo sé Anita, quizás minutos, quizás días… Quiero llorar… No Anita, tu dame un beso. El suelo se mueve, hay reflejo de relámpagos… Y de repente un pájaro, venga vámonos ya ha pasado. Salimos con dificultad del agujero, cogemos las mochilas, que estaban medio enterradas, parece que ha nevado, todo lleno de granizo… vuelve a tronar y decidimos tirar las mantas térmicas. No nos queda nada para coronar. Estamos muertas de frío debemos movernos. Quizás solo hayamos estado 20min en ese agujero, pero ha sido eterno. La temperatura ha bajado de forma increíble. Hay que llegar a Colomina lo antes posible. Subimos rápido, en lo alto mucha niebla. Comenzamos a bajar y parece que ya abre un poco el día, quizás tengamos suerte e incluso salga el sol. Estamos empapadas, embarradas… pero al menos ya podemos reírnos. Lo malo ha pasado. Desde el alto de Dellui hasta el refugio aún nos quedan unas 2horas. Comemos una barrita y continuamos. Parece que sale el sol. Caminamos solas, hoy si que no nos hemos cruzado con nadie, con este día tan maravilloso lo mismo ni han salido de los refugios.  Muy curioso caminar por unas antiguas vías del tren. Llegamos a Colomina a las 11, 4horas de ruta. Abrimos nuestras mochilas para ver que ha sobrevivido. Ropa térmica seca, menos mal. Bocadillo, colacao y té para entrar en calor.


Refugio Colomina.
Caladas hasta los topes pero la sonrisa que no falte



Hay que tomar una decisión sobre que vamos a hacer, continuar o abandonar. Hay un teleférico a tan solo 30min que nos llevaría a la civilización. 2h en el refugio sin saber que hacer. Tras estudiar en el mapa las diferentes posibilidades decidimos tirar al siguiente y útimo refugio. El día va a ir a mejor, nos dicen.

*Colomina-J.M Blanc  (370+ 415-): dos bonitas e intensas subidas en este tramo. La primera de ellas por unas escaleras cómodas. La segunda es al Port de Saburo, volvemos a ascender hasta 2600m. Se hace bastante largo el tramo de los lagos. Impresionante dimensión el Estany Negre. Llegamos a Blanc donde nos alimentamos con un buen bocadillo. Son las 15.30. Hay que volver  a tomar una decisión:
- Opción A: Mallafré: nos supone 5h, la subida a Monasteri por caos de bloque que mojada resulta peligrosa teniendo el cuenta el tute que llevamos. Además llegaríamos tarde y sin opción a bajar en el taxi hacia el coche.
- Opción B: Espot: bajada de 7km con 1000-, un kilómetro vertical que nos llama mucho la atención y nos dejaría en el coche en menos de 2h.
Es ver KV y nos volvemos locas, jaja!!
En el albergue nos recomiendan la opción B, y la verdad que nos hace ilusión bajar por ese KV marcado, quien sabe si alguna vez estamos participando en la carrera oficial ascendiéndolo. Llegamos al coche, lo hemos conseguido. Pero nos falta un sello. Nos dirigimos hacia el parking que nos dejan acceder con el coche y desde ahí subimos tranquilitas a rellenar nuestro forfait a Mallafré. Aventura finalizada.


Forfait al completo!!


Orgullosas de cómo hemos solventado cada situación.
Gracias amiga por acompañarme en esta aventura.


Pensando en la siguiente... ¿Cavalls del Vent?... ¿Porta del Cell?....





lunes, 3 de agosto de 2015

COMPETICIONES DE DESCENSO DE CAÑONES


Hoy, mi entrada de blog es para hablar sobre las competiciones de barranquismo, poco conocidas y a mi parecer, poco aceptadas.

Después de participar en tres campeonatos de descenso de cañones, me atrevo a dar mi opinión acerca de este tipo de pruebas.

Mi primera competición fue en Julio de 2014 en el barranco de Frades organizada por ECDC Portugal. Nos pilló un poco por sorpresa, no pensábamos participar, tan solo formábamos parte de los asistentes a la concentración en la Sierra de Freita. Según el reglamento los equipos solo pueden ser masculinos o femeninos, por lo que Rubén y yo no podíamos “legalmente” participar, sin embargo, descendimos el barranco en modo competitivo sin entrar en clasificaciones oficiales. Aunque yo no realizaba las maniobras, porque por aquel entonces me faltaban tablas para hacerlo, tuve que rapelar y correr lo más rápido posible. Me pareció muy divertido y nos empezó a picar el gusanillo de la competición.


Hace unos meses, decidimos crear un EQUIPO DE COMPETICIÓN DE LA FEDERACIÓN MADRILEÑA DE ESPELEOLOGÍA para participar en el campeonato de España celebrado en el barranco de Poyatos. Necesitábamos encontrar una pareja para cada uno, ya que los equipos mixtos no están permitidos. Pensamos en Dani y Jessi, que aunque apenas conocíamos, era una buena oportunidad para hacerlo y formar un gran equipo. Efectivamente así ha sido. Hoy ya no sólo somos un equipo, somos amigos que comparten inquietudes y aficiones.

Nuestro debut en Cuenca supuso la medalla de oro para el equipo femenino y la medalla de bronce para el masculino. Esto nos dió un punto extra de motivación para todos.




El siguiente campeonato fue en Portugal, en la Sierra de Gerés, descendiendo el barranco del río Arado. El trato por parte de ECDC Portugal siempre es inmejorable. Esta vez sólo el equipo femenino consiguió subirse al pódium con un segundo puesto. El equipo masculino tuvo que conformarse con una sexta posición, muy luchada, de entre los 17 equipos. Teniendo en cuenta que habíamos descendido el barranco del rio Arado tan sólo una vez y en modo disfrute el día de antes, no podíamos pedir mejores resultados. Como cualquier deporte, necesita su entreno y por motivos laborales y personales nos es muy difícil coincidir. Nos tenemos que limitar a los descensos que hacemos por separado y sobre todo a continuar con la ilusión y las ganas que le ponemos a cada prueba.





Tras participar en estas competiciones, muchas han sido las opiniones a nuestro alrededor. Opiniones siempre respetables por supuesto, pero hoy me toca a mí dar la mía, la cual espero que también sea respetada.

El barranquismo no es un deporte competitivo, mucha gente opina. Y yo pienso…  ¿y por qué no? Carreras de montaña cada fin de semana, raids de aventura (con pruebas que incluyen cuerda), competiciones de escalada… En los últimos años, la montaña se ha empapado de un espíritu competitivo, lo cual, no significa que se pierdan sus valores.

El realizar las maniobras de descenso con rapidez no supone perder la seguridad. Siempre va a haber jueces que te van a indicar si estás realizando una maniobra peligrosa y serás penalizado. Pero todos aquellos que participamos en estas pruebas tenemos los conocimientos suficientes para realizar este deporte de manera segura. Además, siempre se montan pasamanos para los rápeles con cabeceras algo más expuestas, dando mayor seguridad al participante. Por lo que la seguridad se cuida al máximo en este tipo de pruebas y los participantes están protegidos. Si miramos las estadísticas de accidentes en barrancos, estos suelen tener cifras más elevadas en los saltos y en las competiciones suele estar prohibido saltar. Los accidentes ocurren, dentro y fuera de competiciones.

El desplazamiento corriendo por el cauce del río puede verse como un peligro, sin embargo, este riesgo también existe en carreras de montaña, donde los esguinces están a la orden del día, y no le damos tanta importancia. Las personas que decidimos participar en estas pruebas somos conscientes de ello y ninguno estamos exentos de una torcedura, ya sea dentro o fuera de una competición. Para ello llevamos calzado adecuado y entrenamos los tobillos.

Los barrancos no se ensucian. Los barranquistas amamos la naturaleza y los ríos. Las competiciones reúnen a personas preocupadas por el medio y es en las competiciones donde se demuestra el compromiso por el respeto en el medio ambiente. Un buen ejemplo de ello es que si cualquier deportista abandona voluntaria o involuntariamente cualquier objeto, queda descalificado. Es cierto que un gran número de personas pasando por un mismo lugar (sendero, cauce o márgenes del río) supone un impacto para el medio ambiente, pero esto ocurre en competición y fuera de ella. Las competiciones de barrancos tienen un número reducido de participantes, sin embargo, los barrancos de empresa tienen mayor afluencia y suelen estar frecuentados por un tipo de usuario que no está familiarizado con ese medio. Pero esto, no interesa criticarlo, en fin…

Los barranquistas no construimos presas para recoger el agua y bañarnos en una pocita un domingo. Los barranquistas no nos pegamos una merendona dejando basura en los alrededores. Los barranquistas no jugamos con la fauna y evitamos pisar en ciertos puntos para no molestar a los animalitos: peces, ranas… Los barranquistas no arrancamos la flora para regalar un ramito de flores a alguien especial…

Pero eso sí, a los barranquistas se nos exige pedir permisos para descender muchos barrancos. Permisos en su mayoría gestionados por personas que no saben ni lo que es este deporte. Se nos exigen coordenadas, día y horario de entrada y salida. Mire usted, si supiera lo que es el barranquismo, comprendería que no podemos preparar nuestros descensos 15días antes como nos exige que gestionemos la documentación. La previsión meteorológica no puede conocerse a ciencia cierta y esto influye en la planificación de nuestros descensos. Es vergonzoso tener que cancelar un viaje porque a la Junta de Galicia no le “da tiempo” a gestionar el permiso para descender el Xallas (permiso solicitado con 10 días de antelación) Eso sí, bañistas y pescadores con libertad para hacer lo que quieran, que ya vamos los barranquistas a recoger su mierda en los ríos. Que nosotros también tenemos una licencia anual, que nosotros también pagamos un seguro… ¿Que más quieren?

Un aspecto que también podría destacar acerca de estas competiciones es que se premia al barranquista más rápido. Para funcionar con rapidez se utilizan técnicas que desde mi punto de vista no serían las más adecuadas si estuviéramos descendiendo un barranco con un grupo de amigos. No se valoran los conocimientos técnicos, ya que no te piden hacer maniobras complejas, por lo que quizás añadiría a la competición maniobras en las que se tuviera que demostrar ciertos conocimientos.

La participación femenina es muy escasa, pero confío en que cada vez seamos más las chicas barranquistas que nos atrevamos a participar en ellas. Es otra forma de barranquear, de gestionar las maniobras con tu pareja, de lucharlo juntas…


Con este blog, sólo pretendo que se nos respete, a nivel deportivo y competitivo. Los barranquistas hacemos agujeros en la roca para poner anclajes, aunque a veces, ni si quiera lo necesitamos, pero ese es el único “mal” que hacemos. Si somos los que más cuidamos los ríos, ¿por qué nos ponen tantos impedimentos y otros tienen libertad absoluta?


Saludos y buenos descensos,

Ana

martes, 7 de julio de 2015

CRÓNICA: AQUATRAIL VERTICAL


Una prueba distinta, de esas que me llaman la atención. Soy consciente de que cada vez me van motivando menos las competiciones, pero la que me capta, lo hace de verdad. Esta fue una de ellas y rápidamente se lo comenté a Silvia. Sin dudarlo ella me dijo, yo ya estoy inscrita, así que tu también!!

Tres meses escasos dándole duro. Sabiendo cuales son nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles. Silvia tiene cero experiencia en el agua y yo… cero no, pero bastante poquita en montaña. Así que formamos un equipo perfecto para ayudarnos y motivarnos. Cuánto hemos sufrido cada una en lo que no era lo nuestro, pero también cuanto hemos disfrutado. Nos hemos reído a carcajadas… esas series vengativas en la disciplina que se nos da peor, esos entrenos de locas sin comida o agua, a 38grados a las 4 de la tarde… No hay duda de que hemos pasado momentos fenomenales y de lo mucho que nos ha unido la preparación de la prueba. Sólo por eso ha merecido la pena. Solo por eso sabemos que debíamos dar lo mejor de nosotras mismas, nos lo merecíamos y era una deuda con la otra por esos esfuerzos y esa confianza puesta. 

Hace un mesecito participé en el vertical de la Barranca con el fin de conocer aquello a lo que me iba a enfrentar. Subida cronometrada de 7km y 1000+, bajada libre que me permitiría conocer el recorrido casi al completo que tendríamos en el aquatrail. Muy contenta por las sensaciones en la subida, pero muy desanimada por la bajada. Aún así… tenía que intentarlo. Muchas dudas sobre si el objetivo que me había marcado se me iba un poco de nivel. Quizás no debía hacer la prueba reina y limitarme a la prueba de 10km pero pienso que si no lo intentaba siempre me quedaría la duda. Solo he corrido 21km una vez en mi vida, 21 cansinos kilómetros en asfalto, mi primera y última media hasta hoy. Enfrentarme a una media maratón de montaña me ha asustado siempre y nunca he sido capaz de dar el paso, siempre pienso… algún año haré la carrera del Zapatero, pero al final… me rajo. Esta vez no solo tenía que correr una media, sino que tenía que hacerlo después de nadar 1km.

Nervios, muchos nervios. El objetivo estaba muy claro. Tranquilidad en el agua para poder enfrentarme a la carrera con dignidad jaja. Mis cálculos rondaban 17-18min de agua 1h45min en subir a bola y 3h en completar la carrera. Y el objetivo principal, disfrutar. El día que deje de hacerlo… dejaré de competir, lo tengo claro.

Suelo cuidarme bastante la alimentación la semana de la competición pero la verdad… que no me ha apetecido nada, el verano es lo que tiene… uno está de vacaciones y disfruta de la vida. Me han costado mucho incluso los entrenos finales… el chip vacacional ya está en on.

Viernes noche y yo no pego ojo, va a ser que si que estoy nerviosa de verdad. Por fin llego el día!! La verdad que tengo un sentimiento agridulce. Dulce porque tengo la oportunidad de cumplir un reto, pero agrio porque se acaba el objetivo y los entrenos juntas no se cuando se retomarán.  

Nerviosas las dos rumbo a Navacerrada, con un sueño brutal y muchos miedos. Silvia se conforma con salir del agua y yo solo pienso en que mis piernas deben aguantar como sea esos interminables kilómetros. Mi garmin nunca ha visto esa cifra corriendo, jaja!!

Dorsal 41 y dorsal 21. Ya estamos, ya si que sí. Dos vueltas a un circuito de 500metros y en sentido contrario a las agujas del reloj… buff, que rollo, manías mías jaja!! Nos deseamos suerte y a por ello. Te veo pronto Sil, le digo.

Nado muy tranquila... En cuestión de minutos, ya tengo mi espacio para nadar a mi rollo sin patadas ni manotazos. La primera vuelta algo más pesada, la segunda mucho mejor. Salgo del agua sin fatiga y hago una transición bastante rápida, miro al box de Silvia por si acaso la tía ha puesto el turbo y me ha logrado adelantar, pero no, aún está en modo pececillo.

Salgo de la transición con el mp3 de la mano y me enchufo mi música. Las piernas no notan cansancio, voy despacito pero algo super positivo, no noto la pesadez horrible de los entrenos. Hasta llegar a la salida de lo que fue el recorrido del kilometro vertical se me hace bastante pestoso. He de reconocer que disfruté mucho más la subida en el vertical que en esta ocasión. Voy mirando continuamente hacia atrás, esperando a mi compi, los kilómetros avanzan y no aparece. Empiezo a pensar que algo va mal… Está tardando muchísimo en pillarme. Kilómetro 8 y por fin la veo, subiendo como una loca, le doy una voz y sé que no puedo pararme a esperarla porque me va a pegar una pasada que ni me voy a enterar. Se me caen las lágrimas al saber que todo está bien. Ha sobrevivido al agua, muerta de vergüenza me dice que ha salido la última y yo sólo pienso, si si, última pero mira donde estás ahora, déjate de idioteces. Por fin juntas… vamos las sextas, me dice que se queda conmigo pero no, debe tirar, hay posibilidades de hacer pódium, no sabemos quienes son las chicas de delante, asi que pelealo Sil, te lo mereces, yo estaré bien, voy a terminarlo, puedo. Nos despedimos en la ladera que sube a bola y en poco tiempo ya la pierdo de vista, adelanta a 3 chicas sin despeinarse y yo me emociono solo de verlo, lo va a lograr. Me concentro en seguir subiendo a mi ritmo. El reloj marca 1.50min en cumbre, más o menos lo que me había fijado. Un chico que ha ido a mi lado desde que salimos del embalse, que se ha marcado la subidita “usándome” de liebre tiene que recompensarme jaja y yo con mucho morro le pido una ayudita para bajar la parte técnica… Miles y miles de gracias al desconocido, por marcarme la bajada y darme ánimos. Me esfuerzo todo lo que puedo, es lo mínimo que puedo hacer ya que me están echando un cable. De repente me pasan dos chicas volando y me vengo abajo, dos chicas que no había visto en toda la carrera, por lo tanto nade más rápido y subí más rápido, pero es lo que pasa, soy muy mala bajando y es ahí cuando pierdo muchísimo tiempo. Me da mucha rabia, me enfado conmigo misma. En cumbre había pasado a 3 chicas. Agradezco al chico su ayuda pero ya le digo que tire, que yo voy a mi rollo. Satisfecha porque la parte técnica he bajado mejor de lo que suelo hacerlo. En la pista es cuando mi cuerpo empieza a flaquear, siento que corro rápido pero mi reloj marca 7.30 en bajada, alucino, estoy fundida no, lo siguiente. A partir del kilómetro 18 estoy realmente cansada si me paro noto un dolor en las piernas increíbles, así que continúo trotando. He tenido mucho dolor de tripa en distintas fases de la carrera. No entiendo muy bien cuál puede haber sido la causa, pero el estomago me está dando guerra. Tengo la sensación de que me sienta fatal hasta el agua. Ya estoy en meta, veo el embalse en el que hacia 3horas había nadado, y ya no me importa nada más, o eso creía… A tan solo 300metros de meta diviso a dos chicas por detrás de mí, dos que había pasado en la cumbre, y sé que me van a adelantar, lo sé y es que lo peor de todo que ni lo peleo, no puedo, una de ellas me pasa y cruza meta tan solo 20’’ antes que yo. Mentiría si dijera que me da igual, pero bueno… lo he logrado, mi primera media en montaña. Muy emocionada!!

Me reencuentro con Silvi, un par de lágrimas de emoción y un super abrazo. Ha quedado 4ª, mierdaaaa!! No ha podido ser, pero madre mía, que cerquita lo ha tenido. Yo 7ºpuesto y con los objetivos más que cumplidos.


Enhorabuena a la organización por esta prueba tan novedosa. No soy de repetir competiciones, no soy de marcarme mejorar en una prueba, demasiada presión para mí, pero puede que vuelva a participar inscribiéndome en otra modalidad. ¿Relevos?

Sil, mi pequeña luchadora… no tengo palabras. Agradecerte el esfuerzo y la confianza puesta en mí, y que nos quedan muchos entrenos y muchos objetivos juntas.


Me tomo vacaciones… Unos meses de competiciones y entrenos planificados está bien, pero yo me saturo rápidamente. Ahora toca disfrutar del verano y de la montaña, con millones de planes pero sin colgarme un dorsal.


Hasta la próxima,

Ana

P.D.: Entrada de blog un poco sosa sin fotos, espero conseguir alguna y añadirlas.




miércoles, 24 de junio de 2015

CRÓNICA DE UNA AVENTURERA: BABIA SHERPA TOUR 2015


El año pasado no pudimos participar pero estaba claro que el 20 y 21 de Junio de este año estaban marcados en el calendario.
Mis entrenos comenzaron en Marzo. Después de un invierno poco motivada, vuelvo a cargar pilas. Comenzando con rodajes suaves y cortos para ir retomando. Hasta acabar este último mes con unas series de sudar la gota gorda. Eso si, disfrutando y sin perder jamás la sonrisa. Desde que me fijé el objetivo de participar en la Babia, varias competiciones me servirían de entreno: Madrid Tactika Trail El Escorial, KV Losar de la Vera, Carrera Vertical Cueva Valiente y  KV La Barranca. Pruebas disfrutadas al máximo, con el único objetivo de entrenar y mejorar.
Rubén no ha tenido tiempo para entrenar. Entre semana ocupado recibiendo o impartiendo cursos de formación relacionados con la montaña y los findes... siempre estamos de escapadita montañera con mochilas llena de cuerdas para barranquear, hacer espeleo, escalar...




¿QUÉ ES BABIA SHERPA TOUR?



Babia sherpa Tour es una carrera de autosuficiencia de dos etapas. Se necesita un sherpa y un corredor. El recorrido del corredor es algo más largo y con mayor desnivel que el sherpa. El sherpa debe cargar con todo el material necesario para pasar una noche en la montaña. El único material obligatorio es la tienda de campaña que la organización regala a cada equipo. El resto de kilos que metas en la mochila es tu decisión.

El resultado de la carrera será la suma de ambos miembros del equipo de cada etapa. Existen tres categorías: masculina, femenina y mixta.


NUESTRA ESTRATEGIA:


En nuestro equipo primaba la  ligereza antes que la comodidad, por lo que llevamos lo imprescindible para sobrevivir sin pasar penurias, que tampoco se va a eso. Saco muy ligero, ropa de abrigo para la noche y ropa de cambio para el día siguiente.

No somos de comer mucho así que no solo aligeramos en material, también en alimentos: un par de sándwiches de jamón y queso, dos barritas y un bizcocho energético para desayunar.

Respecto a la bebida, yo llevaría mi bidón de agua para correr y Rubén subiría otros dos. Muy escaso el agua, contando con que arriba podríamos cogerlo, y menos mal que pudimos.


NUESTRA AVENTURA:


Después de tanto tiempo con un objetivo, te parece mentira que por fin llegue el día. Meses de entreno y sacrificio y es en esa última semana cuando aparecen dolores por todo el cuerpo. Un aviso de que el cuerpo necesita descanso. Cada uno hará lo que pueda. Esto es diversión, es una aventura juntos.


Etapa 1: Sábado
Mis entrenos han estado más orientados al perfil de esta carrera.
Perfil etapa 1 corredor
Perfil etapa 1 sherpa


Tomamos la salida 1hora más tarde de lo previsto. Nerviosa pero super ilusionada. Los 2 primeros kilómetros muy rápidos, como suele pasar en todas las salidas. Pronto me doy cuenta de que ese no es mi ritmo. A partir del km3 comienzan las rampas duras donde ya es necesario bajar el ritmo y mantener un trote. Aproximadamente en el km4 comienzo a ver un revuelo entre corredores. ¡Nos hemos perdido! La organización ya había avisado que habían desaparecido balizas, siempre hay gente mala por el mundo. Se supone que no debíamos preocuparnos porque iba a haber voluntarios en los puntos conflictivos, pero en fin… allí estábamos, unos 40 corredores perdidos. La verdad que a mí me hundió un poco psicológicamente. Me agobia mucho este tipo de situaciones. Tras un buen rato atrochando por donde se podía llegamos a una vereda que decidimos seguir hasta dar con el punto donde vemos que llegan los corredores que escogieron el buen camino. Ya mucho más tranquila diviso una baliza allá a lo alto. No me puedo creer que haya que subir hasta allí. Alucinante!! No me encuentro muy bien. Comenzamos la trepada y me da la sensación de que tropiezo más de la cuenta. Aún así voy motivada, mis recuerdos positivos aparecen… Me miro a los pies y me imagino  con mis pies de gato, esas trepadas fáciles en las que puedo ir de primera jaja! Parece increíble el desnivel que hemos subido en tan poco recorrido. Una vez que coronamos ya empiezo a pensar en la bajada, esa bajada tan temida de la que me habían hablado. Mis ojos como platos al ver por donde continúa la carrera. Al menos no tengo sensación de miedo, un punto muy importante, pero evidentemente no puede haber ningún resbalón, porque podría ser bastante peligroso. Bajo tranquila. De correr ni hablamos. Vuelven a venirme recuerdos positivos a la cabeza. No llevo arnés con culera, pero como si lo llevara, planto el culo allá donde lo veo necesario jajaja!! Una vez superada la canal se llega a una praderita, y me temo que no es el final, aún queda otra bajada técnica hasta llegar a las Lagunas Verdes. A partir de ahí se me hace muy pesado. Todavía queda bordearlas hasta llegar a la zona del campamento. Cansada pero muy contenta, solo espero el momento de cruzar meta y abrazar a Rubén. Tardo un rato en poder hablar y contarle como ha ido la carrera. Mi reloj marca 12,5km y 2.25horas.

Primera etapa conseguida: Corredor: 2.25 Sherpa: 1.16
Salida etapa 1 desde Huergas de Babia


Cuando llego, ya tengo la tienda montada y la ropa preparada para cambiarme y no enfriarme. Parece que la gente ha encontrado agua, así que decidimos ir a darnos un paseo a ver si podemos rellenar nuestros bidones para cenar.
Campamento al fondo





Un privilegio pasar la noche en un sitio así. Una luna espectacular y un cielo cubierto de estrellas. Jose María Lamas nos da una charla sobre constelaciones. Muy interesante. Actividad inesperada por mi parte. Tras esa explicación del cielo babiano, nos vamos a dormir. Sabemos que no va a ser una noche muy confortable. No llevamos esterilla, y el suelo, aunque tiene “césped”, no es lo más cómodo. Rubén ve pasar todas las horas del reloj. Yo consigo dormir un poquito, aunque el concierto de ronquidos es bastante desagradable. La condensación hace que nos caigan gotas de agua y nos destempla el cuerpo, tanto que noto a Rubén un par de tiriteras. A partir de las 7.30 los primeros rayos de sol iluminan nuestra tienda. ¡Qué maravilla! Y una siestecita hasta las 8.30 que me recarga las pilas para afrontar la segunda etapa.


Etapa 2: Domingo




Perfil etapa 2 corredor




Perfil etapa 2 sherpa
La temperatura es muy agradable, desde que salimos de la tienda ya podemos estar incluso en manga corta. Desayunamos y recogemos el campamento. La hora de salida estaba prevista para las 10. Esta etapa me asustaba algo más. No se me da nada bien bajar, y aunque me comentan que la bajada será por pista… no me consuela nada de nada. 17kilómetros… son muchos kilómetros. Y eso que me enteré justo antes de salir, iba con la idea de que eran 19.

La etapa comienza con una subida con bastante desnivel, corta pero intensa. A partir de ese momento bajar, bajar y bajar. En el km5 aproximadamente ya cogemos pista y además para mi asombro, compartimos recorrido con sherpas. Pienso que sería estupendo encontrarme a Rubén. Por los sherpas que voy adelantando se que él va por delante, y me va a ser muy difícil pillarle. En el km8 un bajón enorme. Estoy muy cansada, mis cuádriceps se resienten, odio bajar. Paro en un río, me mojo y doy un par de tragos de agua fresca. Aún quedan muchos kilómetros y yo no sé si puedo más. Pues claro que puedo, me digo a mi misma. Corro despacito, pero corro. Pronto llegamos a la Majua, el pueblo antes de llegar a San Emiliano. Allí una fuente con agua fresquita. Según parece, debe quedar poco, pero yo no me hago ilusiones. Esas palabras de ánimo “Venga que ya queda poco” a veces no sabes si quieres escucharlas cuando aún queda un montón por llegar a meta, así que hago oídos sordos. Nos desvían por caminos embarrados. Llegar limpio de una carrera de montaña debe estar prohibido, jaja!! Zapatillas bien manchadas para casa. Reconozco un meño con un par de nidos de cigüeña, creo que ya si que debemos de estar llegando a San Emiliano. Siiiiiiiiii. Último esfuerzo para subir hasta el polideportivo.  Allí me espera Rubén, para cruzar meta juntos. De nuevo cansada, pero muy contenta. La aventura ha terminado.

Segunda etapa:   corredor 1:57    sherpa 1:42


Gran experiencia, gran aventura…
No se nos ha dado mal y estamos muy satisfechos, hemos dado lo mejor de nosotros mismos. Valoro el esfuerzo de Rubén, que sabe lo importante que era para mí participar juntos. No está en su mejor momento físico y sin embargo lo ha bordado. Yo conozco mis limitaciones y aunque le pongo ganas y vivo muy intensamente cada entreno y cada carrera, aún me queda mucho por mejorar y aprender. Tan sólo llevo unos meses dedicándome a entrenar por montaña, y no es un camino fácil.






Conseguir pódium estaba muy complicado, pero nosotros confiabamos en una buena posición.
32 equipos mixtos, entre los 10 primeros tenemos que estar. Sextoooos!! Ahora si que las agujetas y el cansancio han merecido la pena.



Ver clasificaciones: http://www.babiasherpatour.com/clasificaciones/clasificaciones-2015.HTML




PROPUESTAS PARA FUTURAS EDICIONES:


A la organización, comentarle un par de detalles a mejorar para futuras ediciones.

Después de una carrera de dos etapas, en las que el desgaste físico es bastante grande no exigimos un avituallamiento con grandes manjares, pero si alimentos básicos: isotónico, barritas energéticas... Tan sólo pudimos comer unos pedazos de naranja y manzana y beber agua o cerveza.

Respecto al balizaje, comprendemos el imprevisto de última hora al haber quitado balizas, sin embargo, después de haber estado más de una hora en la línea de salida a pleno sol, es un problema que podía haberse solucionado con una supervisión del recorrido y un mejor control por parte de los voluntarios. Esto ocasionó la pérdida en masa de participantes.

Las duchas y baños destinados a los más de 200 participantes eran escasas y compartidas con el lugar en el que la organización guardaba su material.

Una propuesta que hacemos para el año que viene sería plantear la posibilidad de una inscripción más barata aportando la misma tienda de campaña de las ediciones anteriores.


Muchas gracias por hacer posible que este tipo de pruebas salgan adelante. 





Nos vemos al próximo año,
Ana